Perforación de vena cava por filtro de vena cava, a propósito de un caso.

Autores: L. Garro, J. Villareal, P. Tarabini-Castellani, J. Cabrejas, J. Aramburu, M. Urcelay

Servicio Medicina Interna. Hospital Txagorritxu. Vitoria-Gasteiz (Álava)

Objetivo

Describir un caso de hallazgo incidental de perforación de vena cava por un filtro de vena cava (FVC).

Material y métodos

Descripción de un caso clínico y revisión literaria de las complicaciones de los FVC.

Caso clínico

Varón de 80 años hipertenso en tratamiento farmacológico y portador FVC permanente desde 1992, por antecedente de tromboembolismo pulmonar (TEP) con reembolismo a pesar de tratamiento anticoagulante. Ingresa por bronconeumonía con buena evolución con antibiótico y por crisis hipertensiva. Se realiza estudio de HTA (renina, aldosterona, metanefrinas y normetanefrinas en sangre  y cortisoluria en orina dentro de límites normales). Se completa estudio con angioTAC de arterias renales que muestra estenosis de origen de arteria renal derecha no significativa (<50%)  por arteriografía renal. Como hallazgo incidental se objetiva FVC que perfora la pared de la cava contactando con la pared de la aorta. Valorado por cirugía cardiovascular al no existir complicaciones en la pared ni en espacio periaórtico se desestima intervención y se decide seguimiento ambulatorio. Al alta se ajusta medicación hipotensora con buena evolución.

Discusión

Aunque la anticoagulación es la terapia de elección para la enfermedad tromboembólica venosa, los FVC son una alternativa en pacientes de riesgo y en aquellos en los que la anticoagulación está contraindicada ó, como sucedió en nuestro paciente, fracasa. No obstante, no están exentos de complicaciones. Se incluyen las derivadas del procedimiento (en el lugar de punción, malposición, inclinación ó apertura incompleta) y las tardías (recurrencia de TEP, trombosis de vena cava, migración, disrupción o perforación de pared vascular por FVC). La perforación es frecuente, de hecho, se describe hasta en el 10% de los nuevos FCV. Sus consecuencias, derivadas del contacto con estructuras adyacentes, son variadas (obstrucción intestinal, perforación de aorta, uréter ó intestino y hematomas retroperitoneales) y de lenta progresión. Tras la perforación, la íntima sufre un remodelamiento y la fibrosis pericava previene la morbilidad, de ahí que la mayoría de los casos cursen de forma asintomática y no precisen ninguna intervención.

Conclusiones

1. Los FVC constituyen una alternativa razonable a la anticoagulación cuando existen contraindicaciones a ésta o cuando fracasa

2. La perforación de pared de vena cava por el FVC es frecuente

3. La mayoría de las perforaciones son asintomáticas y no precisan intervención