Tratamiento. ¿Algo más que fármacos?