FRACASO RENAL AGUDO SECUNDARIO A CRISIS CARCINOIDE POR TUMOR CARCINOIDE BRONQUIAL.

Autores: P. Martínez-Odriozola, P. Arriola, A. Gutiérrez-Macías, A. Moreno, E. Montero, J. Ibarmia, J.I. López,* F. Miguel de la Villa.
Servicios de Medicina Interna y *Anatomía Patológica. Hospital de Basurto. Bilbao.

El síndrome carcinoide es poco frecuente en el tumor carcinoide bronquial, con una incidencia que varía entre el 0-3%, y cuando aparece indica enfermedad metastásica. Nos ha parecido oportuno comunicar el caso de un paciente con tumor carcinoide bronquial que ingresó por una grave crisis carcinoide acompañada de intensa diarrea y fracaso renal agudo prerrenal.

Caso clínico: Varón de 58 años de edad con antecedentes de resección quirúrgica de tumor carcinoide bronquial (lóbulo inferior izquierdo) en un centro privado hace 3 años, sin controles posteriores. Desde hace 4 meses presentaba episodios de rubor facial en relación con la ingesta de vino. Acudió al Servicio de Urgencias por cuadro de 24 horas de evolución de fiebre, escalofríos y molestias miccionales. Durante su estancia en Urgencias comenzó con una importante diarrea, con heces acuosas de color claro, naúseas, vómitos, palpitaciones y oligoanuria. A la exploración física estaba hipotenso, mal hidratado, con intenso eritema y edema facial que se extiende a cuello y tórax, con edema periorbitario y lagrimeo bilateral. Entre los datos de laboratorio destacaban la leucocitosis, acidosis metabólica y elevación de urea y creatinina en suero. Urocultivo y hemocultivo: Escherichia coli. Posteriormente se detectaron valores muy elevados de 5-hidroxiindolacético y serotonina en orina y de cromogranina-A en plasma. Ecografía y TC abdominal: En ambos lóbulos hepáticos se observaban varias lesiones ocupantes de espacio, con un tamaño entre 3 y 12 cm de diámetro, con riñones y vía excretora normales. Radiografía de tórax normal. Gammagrafía con octeótrido: Se visualizan numerosos focos hipercaptantes del radiotrazador en ambos lóbulos hepáticos, en relación con afectación metastásica hepática múltiple. Punción-biopsia hepática: Tejido hepático infiltrado por tumor carcinoide, con positividad para la cromogranina. El paciente fue tratado inicialmente mediante fluidoterapia y antibióticos, presentando una evolución desfavorable, con persistencia de la diarrea, la hipotensión arterial y deterioro progresivo de la función renal, permaneciendo en anuria cerca de 24 horas, al cabo de las cuales se inició tratamiento con octeótrido, siendo la evolución clínica muy favorable, con desaparición de la diarrea y la rubefacción y normalización de la función renal a las 48 horas de iniciado este tratamiento. Fue dado de alta hospitalaria en tratamiento con lanreótido (vía intramuscular, cada 28 días) encontrándose totalmente asintomático al cabo de 4 meses.

Comentarios: 1. La crisis carcinoide puede llegar a ser un cuadro clínico grave, incluso con desenlace fatal. 2. El tratamiento de elección es la administración de análogos de la somatostatina, que van a lograr el cese de la sintomatología en el 80-90% de los pacientes.

Volver