VARÓN DE 80 AÑOS CON FIEBRE, POLIARTRITIS Y PATRON INTERSTICIAL PULMONAR.

Irama Villar, Ramiro de la Prieta, Angel Sebastian, Ciriaco Aguirre.
Servicio de Medicina Interna. Hospital de Cruces. Bizkaia.

CASO CLÍNICO:

Varón de 80 años con cuadro de 2 meses de evolución de artritis en muñeca derecha, carpo y articulaciones metacarpofalángicas e interfalangicas proximales de la mano derecha, rodilla derecha y de ambos tobillos junto con febrícula,  deterioro importante de su estado general,pérdida de peso y fiebre.

En la exploración presentaba tumefacción de la muñeca y las articulaciones de la mano derecha, con flexión forzada de la misma, movilización limitada de la rodilla derecha y de ambos tobillos, sin derrame sinovial.

En la analítica: leve anemia normocítica , con incremento de los reactantes de fase aguda. Los hemocultivos y urocultivos fueron negativos. La radiografía de tóorax y el TAC torácico mostraban un patrón intersticial micronodular de predominio en lóbulos superiores. Las RMN de la mano, rodilla y tobillos mostraba afectación articular con erosiones óseas periarticulares, pannus inflamatorio y derrame articular.

Se realizó aspirado bronquial con auramina negativa. Se realizó una biopsia sinovial del carpo que mostraba granulomas necrotizantes, con auramina negativa. Se inició tratamiento específico antituberculoso.A las seis semanas, creció M. tuberculosis en el esputo del aspirado bronquial y en la biopsia sinovial. A los 5 meses la Rx de tórax era prácticamente normal. El tratamiento tuberculostático se prolongó durante 6 meses, siendo bien tolerado.

DISCUSIÓN:

La afectación osteoarticular representa del e 10-35% de los casos de TBC extrapulmonar y suponen casi el 2% de todos los casos de tuberculosis. La espondilitis o enfermedad de Pott  que supone el 50% de los casos. Los pacientes son mayoritariamente de edad avanzada, con  síntomas sistémicos y afectación poliarticular. Las grandes articulaciones como las caderas y rodillas son las más frecuentemente afectadas, aunque cualquier articulación puede verse afectada (generalmente hay una combinación de osteomielitis y artritis).

El diagnóstico definitivo consiste en el aislamiento del bacilo tuberculoso en el liquido sinovial, o en muestras de biopsia osteoarticular pero la presencia de granulomas caseificantes es  muy sugestiva.

El tratamiento tuberculostatico recomendado (Isoniacida, rifampicina, pirazinamida y myambutol  durante 2 meses, seguido de isoniacida y rifampicina  durante otros 4 meses más) es efectivo, aunque son frecuentes defectos residuales, probablemente en relación con un diagnóstico tardío.

Volver