MUJER JOVEN CON PERDIDA DE CONCIENCIA Y CONVULSIONES

Araceli Jimeno Sainz; Luis Guerrero; *MI Caramés.
Servicio de Medicina Interna. *Servicio de Radiología. Hospital Ernest Lluch. Calatayud (Zaragoza).

INTRODUCCIÓN: El insulinoma es un tumor de células beta pancreáticas que produce gran cantidad de insulina y es infrecuente. Su edad de aparición oscila entre la cuarta y sexta decada de la vida siendo más frecuente en mujeres. Un 10% de los casos se asocia a neoplasia endocrina múltiple tipo I. Presentamos un caso de insulinoma cuya primera manifestación fue episodio de pérdida de conciencia y convulsiones.

CASO CLÍNICO: Mujer de 54 años, sin antecedentes personales de interés, que consulta por presentar episodios de hambre intensa, sudoración, disminución del nivel de conciencia, convulsionando en algunas ocasiones. La exploración física fue anodina. Analítica: glucosa 25 mg/dl; Hb A1C:4%. Se solicitó TAC abdominal. Se realizó estudio hormonal: a las 6 horas ( insulina 76 mU/ml (<6mU/ml); glucosa 29 mg/dl; Péptido C: 5mg/ml ( < = 1,2ng/ml). A las 12 horas (Glucosa 24mg/dl; insulina 138mcU/ml;    Peptido C: 9,5 mg/ml). A las 16 horas (glucosa 44mg/dl; insulina 159 mrU/ml; peptido C 10,7 ngr/ml). Se realizó un test de ayuno: Desde las 20h hasta las 15 horas del día siguiente estuvo en ayunas, teniendo que interrumpirse la prueba en ese momento por presenta disminución del nivel de conciencia y convulsiones encontrandose glucemia de 12mg/dl e insulina 80mr/ml. En el TAC abdominal se visualizó una imagen de 1,5 m  a nivel de cola de páncreas por debajo del istmo panrcreatico sin objetivar adenopatias ni metastasis hepáticas. Se solicitó arteriografía pancreática donde se objetivó en la zona correspondiente a páncreas una tumoración muy vascularizada dependiente de la arteria esplénica de 3 cm de diámetro. La paciente se intervino quirúrgicamente realizándose enucleación de la tumoración  normalizándose la glucemia y quedando asintomática.

DISCUSIÓN: La hipoglucemia en adultos puede manifestarse con síntomas de activación del sistema simpatico, sudoración, mareos, palpitaciones o bien por síntomas neuroglucopénicos, alteraciones visuales, disminución del nivel de conciencia ó convulsiones como fue este caso. Los síntomas simpáticos pueden preceder a los neuroglucopénicos, pero muchas veces pasan desapercibidos. El diagnostico se realiza mediante pruebas de ayuno determinando niveles elevados de insulina durante un episodio de hipoglucemia espontánea o inducida. El tratamiento quirúrgico supone muchas veces la curación del paciente, como fue nuestro caso.

Volver