INFECCION CUTANEA POR MENINGOCOCCO C SIN MENINGOCOCCEMIA NI MENINGITIS

Miren A. Urbieta Echezarreta, J. L. Alonso Martinez, Jorge Gutierrez Dubois, Valentina Fernandez Ladrón, Luka Munuera , M. L. Abinzano Guillen
Servicio de Medicina Interna. Hospital de Navarra. Pamplona. Navarra

Objetivos

Nuestro objetivo, es el de describir el caso de un adulto con infección cutanea por meningococco C sin meningococcemia ni meningitis.

Material y Metodos

Mujer de 64 años con antecedentes de HTA e Hipercolesterolemia, que ingresa por presentar síndrome constitucional y fiebre. Asintomática hasta 6 días antes que presentó congestión nasal y artromialgias; desde hace 4 días comienza con artralgias de rodilla izquierda con hinchazón progresiva de la pierna y aparición de una ampolla. Desde el comienzo cuadro progresivo de astenia, hipoorexia y adelgazamiento sin escalofrios ni sensación febril. No había recibido tratamiento antibiótico. En la exploración destaca TA 90/55, pulso 120, Tª 38.2ºC y en EII hinchazón, enrojecimiento y tumefacción de rodilla, tercio distal de muslo y pierna y una ampolla en la pantorrilla, junto con dolor a la movilización de la rodilla sin derrame; no signos meningeos y el resto de la exploración normal.

Resultados

En la analítica practicada al ingreso destacan, Leuc. 9800 con N 81% (C 4% y Metamiel. 1%), Fibrinógeno 1211, Dímero D 1, con Plaq. y resto de hemograma y coagulación normales, Urea 171, Creatinina 3.5 y Albúmina 2.4  Hemocultivos (-). Se realizan aspiración y Cultivo del líquido de la ampolla que fue (+) a "Neisseria meningitidis serogrupo C", y Urocultivo y Cultivo de LCR que fueron negativos. En la Ecografía doppler se observa quiste de Baker roto con extensión a pantorrilla sin derrame articular ni TVP. Tratada con Ceftriaxona, AINE y curas de la úlcera con resolución del cuadro.

Conclusiones

La presencia de una lesión cutanea única infectada por Meningoccoco C es muy rara, sobre todo en ausencia de otro foco infeccioso coexistente como es la meningoccocemia y/o meningitis. En nuestro caso tampoco presentó en ningún momento lesiones cutaneas sospechosas de CID, ni alteraciones de la coagulación compatibles con ella. Todo ello plantea la conveniencia de incluir las infecciones por meningococco en el diagnóstico diferencial de lesiones cutaneas únicas en el contexto de un cuadro febril agudo  resalta la importancia del cultivo todos los líquidos y exudados posibles para la obtención del diagnóstico

Volver