Tratamiento progresivo en infección protésica.

Iñaki Otermin-Maya, Angel Pereda, Maite Cía, María Rivero. Servicio de Medicina Interna. Clínica Ubarmin. Osasunbidea-Servicio Navarro de Salud.

Introducción: la idea general en las infecciones de material protésico, incluidas las prótesis ortopédicas, era que para su curación precisaba la retirada del material.

Hoy ésta idea no se mantiene, debido a la mejora en las técnicas quirúrgicas y a las nuevas posibilidades en el tratamiento antibiótico.

Queremos presentar nuestra experiencia en el tratamiento de estas infecciones basándonos en un concepto de progresividad en el tratamiento, de menor a mayor agresividad, según la estabilidad del paciente, de la prótesis y la evolución ante la actuación terapeútica previa, así como en la idea de mantener la prótesis funcionante sin retirarla.

Material y Métodos: presentamos nuestra serie de 76 pacientes/77 prótesis en una clínica monográfica seguidos desde 1998 a 2006.

El plan terapéutico se inicia valorando la estabilidad del enfermo, si inestable se drena de forma similar a un absceso y posteriormente se actúa sobre la prótesis. Si se encuentra estable se valora la funcionalidad de la prótesis. Ninguna prótesis funcional se retira de entrada. Si existe colección se drena, si no existe se inicia un tratamiento antibiótico. Si no hay buena respuesta se realiza una limpieza quirúrgica. Si fracasa se realiza otra limpieza si es estable o se decide un recambio, si no es así. El recambio se realiza a criterio del cirujano en uno o dos tiempos. El fracaso de estas técnicas conlleva a la retirada, artrodesis o amputación.

Resultados:
31 PTC, 38 PTR, 3 RPTC y 5 RPTR.
Tiempo hasta diagnóstico: 1 día-20 años.
Tiempo de seguimiento: 1 més-8 años.
Edad: 28-87 años.
55 pacientes con seguimiento mayor a 2 años.

Etiología: 22 S. aureus (4 SAMR);25 S.coagulasa negativo;12 Otros Gram +;3 Gram -;2 Polimicrobiano;7 cultivo negativo;1 cultivo no realizado.Gérmenes especiales:TBC,Listeria,Neumococo(2) y Brucella. SAMR: 4, 2 residencia ancianos,2 de otras comunidades.

Tratamiento: Limpieza: 31;Recambio en 1 tiempo:5;
Recambio en 2 tiempos: 19;Artrodesis:5; Girdlestone:4 y antibiótico unicamente:13.

Tratamiento antibiótico: levofloxacino+Rifampicina:46;
Amoxi/Clav+Rifamp:12;Teico+Rifamp;Linez+Rifamp;
Cotrimox+Rifamp;Doxiciclina;Clindamicina;Fosfomicina.
Situación a los 2 años:55 pacientes/56 prótesis.
Mantienen prótesis funcional:87% de los pacientes, 87,5% de las prótesis.En tratamiento supresor 1 RPTR y 1 artrodesis.

Conclusiones: el cambio en la actitud terapeútica, más conservadora, en el tratamiento de la infección protésica permite mantener la mayor parte de las prótesis funcionales, disminuyendo la necesidad de recambios por causa de la infección. Esto puede ser debido tanto a las mejoras técnicas como a la mejor utilización de los antibióticos, destacando entre ellos, las combinaciones con rifampicina. Estos resultados deberán ser valorados a medio-largo plazo para analizar la supervivencia de las prótesis siguiendo este protocolo.

Volver